Nació el 21 de abril de 1800, en Cartago. Ordenado presbítero en 1824, en Guatemala. Nombrado para el episcopado el 10 de abril de 1851, ordenado obispo el 7 de octubre del mismo año, en Guatemala, a los 51  años de edad y 27 años de ejercicio del ministerio. Llegó a Costa Rica el 18 de diciembre de 1851 y tomó posesión de la Diócesis el 2 de febrero de 1852. Entendemos el gran trabajo que tuvo que emprender el obispo Llorente y Lafuente en las labores de organización de la Diócesis. Entre su obra pastoral, podemos mencionar que inició la organización de la Curia, trasladó el archivo de la Vicaria General de Cartago a San José, siendo el inicio del Archivo Eclesiástico; estableció, el 8 de diciembre de 1853, el Cabildo de la Catedral.

Creó las tres Vicarias foráneas de Cartago, Heredia y Guanacaste-Puntarenas, creó la Contaduría y Tesorería General de Fondos Píos, encargada de velar por la recta inversión de los fondos eclesiásticos e inició la obra importantísima de reconstrucción de la antigua Iglesia Catedral.